NEVADAS DE JULIO (NEVADES DE JULIOL)

Texto y música : Miquel Pujadó

Si nunca has visto nevar en pleno julio / cuando la ciudad se afloja la corbata / y un huevo frito suplanta al sol / y el asfalto bajo los pies se derrite como chocolate. .. / Si nunca has visto copos y granizados / marcarse un vals en clave de escalofríos / mientras allá en el puerto esquiadores sudados / cabalgan desnudos el lomo de las vacaciones, / entonces las palabras son verjas que el óxido / ha inutilizado. / Nunca sabrás lo que hay bajo la piel / frágil del sonido…/ Verás  cerradas las puertas del palacio / donde no podrás entrar por mucho que te arda el pecho / y permanecerás -grumete huérfano de nave- / a un palmo del infinito. / Si nunca has visto hogueras de San Juan / desafiar la lluvia de noviembre, / lamer el cielo bajo con lengua llameante / y entrar en la noche tal como avanza un miembro / secreto adentro (o niebla adentro, qué más da: / quien ama un cuerpo, ama el cautiverio / de lo que, incierto, no se deja dibujar…) / Si no has visto fuegos que engendren el misterio, / entonces las palabras son alas de cartón, / gaviotas muertas. / Nunca sabrás lo que hay donde el horizonte / mezcla los azules. / Tal vez creas percibir lejos, muy lejos, / unos cuerpos plateados que te hacen señales silenciosas / -polvo fugaz, espejismo que desaparece / al desatarse el viento. / Si nunca has visto los almendros florecer / a medianoche, cuando el año cede la herencia, / toma el bastón y emprende un nuevo camino / fuera del tiempo, pero no de la existencia… / Si nunca has visto lo que nadie ve / porque no puede, no es necesario, no está en la lista, / es peligroso o inmoral, y en todas partes / el exceso de luz zarandea la visión, / estonces las palabras no son más que segmentos / de lombrices de tierra. / Nunca sabrás lo que hay donde los firmamentos / juegan a los dados… / Vivirás hoy cuando hay quien vive mañana, / cuando hay quien le saca el jugo al fruto que te has prohibido, / y envejecerás teniéndolo todo muy claro / y sin entender nada. / Si nunca has visto nevar en pleno julio, / entonces las palabras se te murieron en la cuna.